» Su realidad » DF: Diego Robaldo

D.R.: «Su realidad», si bien es una ficcion, se filmó a modo documental, se podría decir que en tres partes. Primero, durante una gira de Melingo por varios países de Europa, otra parte en Paris, ya sin gira de por medio, y una última en Buenos Aires.

Mariano (Galperin, el director) tenía desde un principio muy claro como quería retratar a Melingo (Daniel Melingo, protagonista) y para lograrlo había que ir de gira con él. 

 

back#1

Captura#1

Las giras de músicos, son al palo, muy apretadas de tiempos y con muchos kilómetros por recorrer, se está una o dos noches en cada lugar, y se viaja constantemente por todos los medios de transporte. Se decidió viajar lo más livianos posible, tanto de equipamiento como de equipo técnico, para así en los pequeños momentos que se encontraban durante la gira, lograr armar los

más rápido posible, las escenas del guion. Muchas se modificaron según locaciones o situaciones de la gira, estar livianos nos ayudó a adaptarnos rápidamente a lo que fuera surgiendo.

Capturamos la película a 2 cámaras con CANON MARK 3 y lentes LEICA SUMMILUX T1.4, también llevamos un zoom canon 70-200. 

La decisión de usar esta DSLR tuvo varios motivos; es pequeña, ella y su workflow, se puede capturar mucho material sin generar gran peso, Mariano que es fotógrafo se sentía a gusto con ella, y nos permitiría filmar en lugares donde con mucho equipamiento se podía tornar engorroso. Con ella, en cambio, al ser una cámara de fotos, básicamente pasábamos por turistas (muchas escenas en el guión, transcurrían en trenes, aviones, aeropuertos, etc.) Pero entre las cuestiones decisivas creo que fue la buena respuesta en sensibilidades altas, (gran porcentaje de la película se hizo en 2500 ISO) sumado a lo demás, lo que cerró. La alta sensibilidad nos permitiría filmar en locaciones (teatros, backstages, calles y plazas de noche, callejones, etc.) sin iluminar. La idea era, ya que gran parte del guión transcurría de noche, acercarse a esa imagen de fotografía nocturna cuando se toma en bulbo, con las altas estalladas y muchos grises.

Si bien tanto en Paris como en Buenos Aires, ya sin gira de por medio, pudimos manejar otros tiempos y armar las escenas con mucho más control, decidimos mantener el modo de filmación documental para que la película mantenga una unidad y no sea un popurrí de momentos. Así es que se iluminó, intentando mantener la naturalidad y/o casualidad de la luz, y nos movimos con las cámaras como si siguiéramos en la gira.

Captura#2

La película creo fue en blanco y negro desde el primer momento. Ya al leerla se sentía así. Y todo el material que visualizamos, buscando ideas, referencias o inspiraciones, tanto películas de Buñuel y otros surrealistas (la película está llena de homenajes al surrealismo), o del cine argentino de los 40, y 50’s, eran blanco y negro. Se charló de manejar diferentes tonos segú
n escenas, o que haya un mix de color y blanco y negro, también pensamos hacerla en distintos monocromáticos. Finalmente volvimos al origen y quedo en blanco y negro, aunque en la dosificación, buscamos qué ByN queríamos, haciéndolo más cálido, más frío, dejando pequeña saturación del material original (la captura en cámara es color). Probamos diferentes cosas hasta que llegamos a lo que quedó en la película. En ciertas escenas, sin embargo, se usó el color como un recurso para llamar la atención hacia algún punto de la imagen, como si fuera el foco, entonces al comienzo de ciertos planos algunas cosas están en color, pero se des-saturan rápidamente hasta llegar al ByN, antes de realmente darte cuenta si era color o no. Lo hicimos casi a modo de experimento, y temí que termine siendo algo que distrajera en vez de focalizar, pero finalmente, salvo un colega, nadie noto el color, así que realmente no sé si funciono bien, mal, o nada. 

El blanco y negro terminó de amalgamar todo el material, y ayuda a alejarse de lo real y crear este mundo de Galperin y Melingo. Es un película que pedía ser así desde el primer momento, creo yo. 

Luego de trabajar el contraste y el ¨color¨, probamos algunas texturas, y diferentes filtros para las luces altas y granos para las bajas. Estabilizamos algunas tomas, vimos una proyección, y volvimos a la dosificación para hacer una corrección de contraste, nos habíamos pasado y temimos que en algunas salas se vieran demasiado enterrados los negros. Directorretrato
Caratula#2