Recomendamos un libro

Dirección de fotografía y efectos visuales
Clara Josefina Bianchi
Buenos Aires, Universidad del Cine, 2017.

https://www.clarabianchi.com.ar/

Ya son pocas las películas que sólo presentan imágenes fotográficas de la realidad. No se trata de simples capturas a través de una cámara de algo físicamente existente, sino de la sumatoria de  componentes de distintas procedencias que van, desde alteraciones digitales básicas de la luz y el color hasta la incorporación de imágenes generadas por computadora. Las tecnologías y métodos de realización de los efectos visuales crecieron exponencialmente con la llegada de la era digital y uno de sus principales impulsores es la industria de los videojuegos. La tendencia de aproximar la imagen generada por computadora a un grado de realismo cercano al documental fomentó su incorporación al cine, no sólo para contar historias de ciencia ficción sino también como recurso para lograr nuevas posibilidades estéticas en películas de cualquier género. Muchas producciones actuales son un «Frankenstein» armado con capturas fotográficas e imágenes generadas por computadora. Pero son monstruos a los que ya casi no se les ven las costuras. Los límites entre los componentes tienden a borrarse cada vez más. A través del análisis de la realización de las películas 2001 : Una Odisea del Espacio (1968, S. Kubrick), La Guerra de la Galaxias (1977, G. Lucas), El Secreto de sus Ojos (2009, J. J. Campanella) y Gravedad (2013, A. Cuarón), se investiga el rol del Director de Fotografía bajo esta nueva realidad. La lectura del texto se complementa con una plataforma web que contiene vínculos de las imágenes que ilustran los ejemplos, entrevistas a Directores de Fotografía y especialistas en efectos visuales, así como otros artículos relacionados. Dada la tendencia hacia el borrado de las costuras que unen los componentes, la pregunta es si para lograr ese objetivo -que el “monstruo” parezca humano-, es necesario acercar o fusionar las disciplinas que los producen. La capacidad de adaptación se vuelve una facultad primordial para la profesión.

Página de inicio de la Web que acompaña al libro Dirección de fotografía y efectos visuales, de Clara Josefina Bianchi.

¿Qué te motivó a investigar este tema para tu tesis?

Por un lado fue pura curiosidad técnica. Los que hacemos foto, cuando vemos una película no podemos evitar ponernos a adivinar cómo se lograron ciertas imágenes.  Pero llegó un momento en que muchas veces salía del cine desorientada sin tener una leve idea de cómo se había hecho lo que acababa de ver.

Fue cuando se estrenó Gravity, que me pregunté seriamente cuánto debería conocer sobre efectos visuales, no para convertirme en especialista sino para ejercer la profesión de DF al 100%.

Gravity (2013), fotograma antes y después de los efectos visuales.

Todos los que trabajamos en el medio sabemos que es necesario estar actualizado en la tecnología disponible que cada día se renueva con más velocidad. Pero acá se trata de una adquisición de conocimiento diferente. No se trata de un nuevo modelo de cámara, un nuevo formato, un sistema de grip o un nuevo software de corrección de color, no viene del ámbito del cual los fotógrafos suelen sentirse familiarizados. Estos conocimientos vienen del universo de la animación digital por lo tanto creo que nos cuesta más involucrarnos.

Año a año se hace cada vez más difícil diferenciar qué porción de la imagen es fotográfica, es decir una toma directa de la realidad, y qué porción fue generada por computadora. Entendí que los límites están siendo borrados. Entonces pensé: el hecho de que esas costuras pasen desapercibidas ¿puede significar que las áreas encargadas de desarrollar cada porción se encuentren cada vez más cerca la una de la otra? 

Comencé a leer artículos y entrevistas sobre el tema, asistí a cursos del Global Cinematography Institute de Los Angeles y entrevisté a varios profesionales del ambiente. Me encontré con que esta era una nueva problemática en pleno desarrollo, y aprovechando mi cuenta pendiente de completar la tesis de licenciatura, tomé el tema para encararla. De esa tesis surgió este libro.

Entrevistas realizadas por Clara Josefina Bianchi para su libro La dirección de fotografía y los efectos visuales (Universidad del Cine 2017)

¿De qué manera cambió esta investigación tu trabajo o visión como directora de fotografía?

Me di cuenta que adquirir estos nuevos conocimientos no sería solamente sumar herramientas sino que éstos podrían ampliar las posibilidades estéticas para futuros proyectos. Son recursos que estamos acostumbrados a ver aplicados en grandes películas de ciencia ficción, fantasía o de acción, pero cada vez más la postproducción forma parte de la construcción narrativa y estética de cualquier tipo de película. Antes la única parte artística que dejábamos los fotógrafos para esa etapa era la corrección de color, pero ahora con la fuerte evolución de los efectos visuales, puede aprovecharse para reforzar ideas ya sea de dirección, de fotografía o de arte. Es posible intervenir más desde el color, el encuadre, la composición, la integración o borrado de elementos, entre otras muchas posibilidades.

Sabemos que la fotografía siempre fue una construcción estética inseparable en especial de la dirección de arte, pero actualmente en muchos casos se la puede ver también muy cercana al departamento de efectos visuales, debido a su capacidad de modificar el aspecto fotográfico de la imagen o inclusive aportar a la construcción fotográfica desde la preproducción.

El secreto de sus ojos (2009), fotograma antes y después de los efectos visuales.

¿Dónde se puede conseguir el libro?

Por el momento se consigue en la biblioteca de la Universidad del Cine (que solventó su publicación) y próximamente en las sedes de la ENERC, entre otras universidades y escuelas de cine.  Para comprar, se puede encargar en la página web de la editorial El Aleph y en la librería Bulbo.

Link al Prólogo del libro.

Autor: admin