Película indie Hoax insta al uso de ACES

Nota original en inglés por Debra Kaufman.
Traducido al castellano por Edi Walger

Rodada en las remotas montañas del sudoeste de Colorado, Hoax sigue a un brillante especialista en primates y su despiadado productor de TV, los cuales investigan el lugar de un campamento que terminó realmente mal. Pronto se encuentran luchando para sobrevivir, cayendo en cuenta de que “pie grande” no es sólo una leyenda. La película, la cual termina su post producción a mediados de junio, es idea de Matt Allen, quien la escribió y dirigió. Su amigo, el editor independiente y colorista Peder Morgenthaler desempeñaron diversos roles, comenzando por múltiples lecturas del guión. “Matt me convocó para producir, y me preguntó si me gustaría editar y hacer el color grading”, dijo Morgenthaler. “Terminé supervisando toda la post también”.

Peder Morgenthaler

El Sistema de Codificación de Color de la Academia (ACES) estaba ya en el radar de Morgenthaler. El ha seguido su desarrollo tempranamente y comenzado a probarlo lo más pronto posible. Lo cual resultó en pensar inmediatamente que sería ideal implementar ACES para Hoax, que sería rodada con cámaras Red Helium y Monstro.

“Queremos trabajar con el dato RAW de Red en vez de imprimirle un look”, dice. “El desafío sería cómo mantener todo el rango dinámico del original de cámara permanentemente y durante cada paso de post producción, desde dailies hasta VFx, y cuando el material llegue al color grading no se achate o pierda algo de información”.

Él también estaba alerta de que HDR se había planteado como nuevo formato de Display. “En mi investigación acerca de ACES me quedó claro que era una muy buena forma de hacer de camino un master en HDR” dice Morgenthaler. “Esto podría se una gran ventaja para una película independiente. No contamos con técnicos de imagen o procesos de pipeline de imagen avanzados. ACES nos ofrecía oportunidades que de otra manera no teníamos por nuestros limitados recursos.”

Como la producción iba a tener lugar en un área lejana, sin chance de tener una estación de DIT, Allen y Morgenthaler tomaron la decisión de que implementarían ACES sólo en la post. “no íbamos a hacer el color on-set y monitorear como cuando usas todo el pipeline en ACES,” comenta Morgenthaler. El DF Scott Park filmó a 6K y 8K, encuadrando en 2.39:1 mientras rodaba en 1.78:1 para tener márgenes de reencuadre en la post. “Además filmamos segmentos con cámaras de video, Flir infrarrojo y cámaras con Night Vision, así que teníamos varios códecs y espacios de color en el workflow”, dice Morgenthaler. “También teníamos planificados 120 planos de VFx, muchos invisibles, así que necesitábamos un pipeline de color que pueda administrar todos los componentes bien.”

En post, Morgenthaler usó para editar Adobe Premiere Pro, para VFx usó Adobe After Effects con el plugin gratuito OpenColorIO (de Fnord), y para dailies, grading y finishing el Blackmagic Resolve. “Todas estas aplicaciones pueden trabajar en entorno ACES”, dice. “Nuestra meta era lograr un workflow de editorial eficiente y ágil, manteniendo calidad de imagen, resolución y rango dinámico, simplificando la administración de color entre artistas de VFx y el colorista, y generar entregas para múltiples estándares de display con el mínimo ajuste de color adicional.”

Para dailies, el asistente de edición Ricardo Cozzolino trabajó en Resolve, sincronizando un sistema de sonido y realizando un rápido balance de color usando los controles del Raw de Red, y exportando las tomas a proxies ProRes 422 en HD Rec.709. “Durante la edición apliqué correcciones de color, composiciones y estabilizaciones temporales en Premiere con fines de previsualización, sabiendo que iba a tener que rehacer estos efectos en Resolve durante el finishing” dice Morgenthaler. “No hubo que usar operaciones en ACES durante la editorial, porque trabajamos con los dailies corregidos en Rec.709.”

Un desafío inesperado fue que los compositores de After Effects tomen velocidad trabajando en el espacio lineal ACES. “No estaban familiarizados con eso”, dice. “Ellos usualmente trabajan en Rec.709, y como After Effects no soporta ACES nativamente, tenés que usar un plugin como OpenColorIO, el cual fue desarrollado para muchas plataformas incluyendo AE para permitir las transformaciones de color de ACES” El plugin permite al usuario deshabilitar el administrador de color interno de Ae y reemplazarlas por las apropiadas transformaciones de color de ACES.

Utilizando Resolve, el equipo de edición exporta cada plate a 4K como secuencia de imágenes OpenEXR 16-bit ACES linear. El artista de efectos visuales entonces carga los planos en After Effects utilizando el plugin OpenColorIO (OCIO). En el final, el proceso en ACES trabajó en VFx justo como esperábamos que trabaje. “Todo el rango dinámico está ahí” dice Morgenthaler. “Yo conformo los planos terminados de VFx en mi timeline de color y funciona perfectamente, como si reemplazara el footage original. Los planos se ven maravillosos, y se colorean exactamente como los originales de cámara R3D.”

En color grading, Morgenthaler conformó con los archivos Red originales de 6K y 8k en Resolve, apuntando a un finishing 4K DCI scope (2.39). “Después de que el grading master está terminado, crearemos versiones adicionales apuntando a diferentes tecnologías de display simplemente cambiando la transformación de salida ACES (ODT),” explica. “Podemos fácilmente crear versiones para cine digital, HDR y streamming, el cual es uno de los enormes beneficios del proceso en ACES.”

Tener el almacenamiento adecuado es importante para el flujo en ACES, puesto que el OpenEXR 16-bit a 4K pesa como 45MB por cuadro, o más de 1.000 MB/s a 24 fps para reproducir en tiempo real, dice Morgenthaler “No todo almacenamiento puede hacer eso.” Morgenthaler, que consulta con Seagate sobre su sistema de almacenamiento para post, confía en el sistema de storage RealStor con 144TB por fibre channel. “El compartir archivos está basado en la tecnología Tiger “Tigerstore”, el cual permite acceso simultáneo para todos los usuarios en la red a calidad y resolución máxima,” dice. “Esto incrementa enormemente la eficiencia de nuestro flujo de trabajo. Esto significa colaboración instantánea entre los miembros de equipo, sin necesidad de tener que sincronizar o utilizar discos por separado para mantener colaboración.” En total, la producción generó 44 horas de footage y terminó con 19,5 TB de data total, sin incluir efectos visuales.

Talvez estemos en la vanguardia del uso de ACES en películas independientes, pero será más importante para realizadores independientes avanzar en este sentido”, predice. “Hay ventajas reales para optar por esto. Es una herramienta muy poderosa para mantener rango dinámico y calidad, y la administración de color del pipeline preparada simplifica los procesos complejos de VFx. Esto también aumenta el atractivo para los distribuidores facilitando la generación de versiones adicionales por ejemplo HDR.

“No se si hubiéramos alcanzado lo que hicimos en esta película sin ACES,” concluye Morgenthaler. “Grandes películas tienen acceso a científicos de color y recetas secretas, y ACES te da con llave en mano un paquete completo, lo cual es realmente muy valioso para una película pequeña.”

Autor: admin