Mauricio Riccio (ADF): “Tomé la falta de presupuesto como un ejercicio”

Mauricio Riccio (ADF) comenta su trabajo en “La Corporación” (Dir. Fabián Forte)

La corporacionaficheSinopsis:
La Corporación cuenta la historia de Felipe Mentor (Osmar Núñez), un empresario de cincuenta años de edad. Su empresa se encuentra en ascenso, a punto de firmar un acuerdo con una prestigiosa firma. En lo personal, Felipe está casado con una hermosa y encantadora mujer llamada Luz (Moro Anghileri), quien parece ser la mujer perfecta. Ella ejecuta sus deseos más íntimos y se muestra ante Felipe perdidamente enamorada y feliz. Esto se debe a que Luz trabaja para una firma llamada Mundo a Medida, corporación que hace que los sueños y anhelos de las personas se transformen en realidad. El servicio de Mundo a Medida proporciona profesionales que dan al cliente la relación humana que ellos necesitan. 
Especificaciones técnicas:
Formato 1:1.85 color
Captura: Sony F3
Producción: Cinemagroup
Dirección y guión: Fabián Forte
Producción ejecutiva: Horacio Mentasti, Esteban Mentasti
Director de Fotografía: Mauricio Riccio
Cámara: Mauricio Riccio, Fabián Forte
Operador HD: Sebastian Tolosa
Primer asistente de cámara-Foquista: Federico Rozemberg
Segunda asistente de cámara: Camila Carballo
Grip: Salvador Luccreto
Gaffer: Matias Infiesta
Eléctrico: Julian Cantaro

 

 

¿Cómo fue el trabajo con el director? ¿Se conocían?

El trabajo fue muy cómodo, aunque no nos conocíamos. A mi me convocó el productor: Horacio Menstasti.
Me llama y me dice: “Leete este guión, queremos que hagas la foto de esta película”. Y la verdad es que en principio me dio un poco de fiaca leer sin saber si lo iba a fotografiar o no, pero bueno… me puse a leer el guión y a medida que lo leía me iba entusiasmando, me fui enganchando y no lo dejé hasta terminarlo. Al terminar me sentía con ganas: “me encantaría fotografiar esta película”. Asú que me entrevisté con Fabián y finalmente arrancamos a trabajar.

A su vez, Fabián es asistente de dirección y mientras arrancábamos la pre de esta película, le surgió un largo como asistente de dirección y me recomendó para hacer la fotografía. Así que antes de rodar trabajamos juntos como asistente y DF. Y son roles entre los cuales suelen surgir ciertos roces, por lo que antes de empezar a trabajar Fabián me insistió: “por más que yo sea el asistente en esta peli, pase lo que pase vas a fotografiar mi película”. A el también le sirvió ver cómo yo me desenvolvía en el set. Fue como un precalentamiento.

¿Cómo fue el armado de la propuesta estética?

La fuimos pensando juntos. La película habla un poco de la soledad y de las pretensiones. También de las apariencias a través de lo que éste personaje necesita aparentar. Construye un mundo a su medida y pasa a tener una vida real y una artificial. Entonces los dos coincidíamos en diferenciar su vida real del mundo que había generado. Por ejemplo: su vida real es oscura con fuertes contrastes y negros profundos. Más monocromática, mientras que la vida artificial es más luminosa con grandes coloridos.

A su vez en el trabajo de cámara dimos cuenta del giro de 180 grados que tiene la película y lo que nos propusimos era no diferenciar entre los mundos (apariencia vs. Vida real) sino acentuar el desarrollo dramático, modificando la puesta a medida que el relato va avanzando y nos vamos aproximando a este cambio de 180 grados… Una vez que el giro de guión se da, la vuelta de tuerca, entonces la película se transforma en una narración prácticamente cámara en mano. Antes veníamos de encuadres muy compuestos, con largos travellings lentos… y bueno. Cambia

 ¿Y los desafíos?

En rodaje no tuvimos grandes sobresaltos. Sí muchos durante la pre producción, porque había poco presupuesto para todo el equipo de fotografía y me tuve que arreglar con pocas luces y tuve que empezar a ver cómo resolvía cosas con muy pocas herramientas. Lo tomé como un ejercicio. Me manejé mucho con kinos y bolas chinas. El farol más grande que tenía era un fresnel de 5000 y no tuve ningún HMI. Logramos que la puesta no se resienta para nada, no influyó en el resultado. No implicó que se modificara ninguna puesta ni tuvimos que resignar nada con el director. Una vez que trabajamos  nos amalgamamos muy bien. El sabia lo que qureía y yo le proponía los lentye para tal plano y el lo aprobaba al isntante. Porque sabía lo que estaba buscando. Hay tomas en la película que las hicimos uno a uno, casi como si lo hiciéramos en 35mm. Con respecto al equipamiento de cámara, no fue exactamente lo que me hubiera gustado tener, por el presupuesto acotado, pero lo logramos hacer funcionar. Trabajamos con una F3 de Sony con lentes Zeiss 2.1

El rodaje se hizo super fluido, había días que terminábamos una hora antes. Fue… placentero.

 

 

 

Autor: admin