Editorial ADF 1, por Hugo Colace (AAC), Presidente

No es Poco

Este es el primer número de nuestra revista y hay en él una significación muy especial para mi.
El primer encuentro para firmar una asociación profesional tomando como modelo las que ya estaban funcionando en Europa, fue con Marcelo Iaccarino en un viejo bar de Saavedra (somos vecinos). Luego en mi casa con Karp, Camorino, Lenardi y el propio Iaccarino le fuimos dando el primer esbozo de realidad a este sueño e invitamos al resto a sumarse. Después, en reuniones posteriores y multitudinarias (Mosaico, Estevez, les estamos muy agradecidos), fue perfilándose el sentido de toda esta movida.
¿Y cuál es el sentido? El sentido es que nuestro trabajo está básicamente caracterizado por Formación e Información. Por eso competimos y buscamos ser elegidos. La formación técnica cultural, etc. y su aplicación práctica, nos diferencia al uno del otro. Y eso está bien.
También sabemos que hay muchas más cosas que nos unen: deseos de aprender y actualizamos, intercam¬biar información con colegas de otros países, cotejar problemas comunes y buscar soluciones, ponernos definiti¬vamente a la par de las normas internacionales.
Es decir un sin fin de situaciones que, seguramente, vienen desde la época en que nuestro primer Director de Fotografía Eugenio Py, se las tenia que arreglar solo.
Desde aquel momento hasta ahora dejamos pasar mucho tiempo, a pesar de algunos intentos muy valiosos, como la ADF de los años cuarenta y una posterior ADF cuando renacía la democracia entre el 83 y el 84.
Con la historia de nuestro cine y con el peso de nuestros antecesores, nos comprometimos personalmente y estamos comprometiendo a otras personas y empresas para que se sumen. Hemos emprendido esta etapa muy seriamente; logramos tener personería jurídica, una sede en Cinecolor con teléfono y fax propios, una PC, un colaborador permanente que atiende los temas administrativos y realiza traducciones, entre otras tareas. Asesora¬mos a la Secretaría de Cultura del SICA para los premios Pirámide, otorgados por la Fundación Académica de Artes Visuales en el Foto Club de Buenos Aires; este año le entregaron a Félix Monti (AAC) el premio Pirámide de Plata por su trayectoria cinematográfica y a Ricardo De Angelis (AAC) también la Pirámide de Plata por trayectoria 1997.
Podemos destacar la reunión con Sonidistas, Compaginadores y Coloristas, de la que surgieron las conclusio¬nes técnicas para filmar largometrajes a 24 fps y no a 25 fps. También el día del encuentro con Vittorio Storaro y el encantador almuerzo. Por supuesto el envío que hacemos de nuestros mejores trabajos (ahora elegidos por nosotros) y un jurado, al festival MADRIDIMAGEN en España.
Sumamos muchos Socios Activos, Adherentes y Protectores. Tenemos reconocimiento internacional y estamos trabajando para ser miembros de IMAGO.
Ahora a través de esta publicación, que pretendemos sea una herramienta de infor-mación, divulgación y que saldrá tres ó cuatro veces por año, tenemos una cara propia. No es poco.
A todos los que colaboraron para este número y a los que seguramente van a querer colaborar en los próximos, muchas gracias.

Autor: admin