Cines estacionados.

Matías Iaccarino, encargado de proyección del proyecto «La última película» nos cuenta de qué se trata esta intervención.
Ex Cine Parque Chas
Concepto: Federico León
Colaboración artística: Marcos Martínez
Producción Ejecutiva: Luz Algranti
Asistencia de Producción: Rocio Gomez Cantero
Colaboración en Investigación: Claudia Schijman y Blanca Blinder
Diseño de Proyección: Matias Iaccarino
Fotografía: Nacho Iasparra y Marcos Martínez
Utilería: Ariel Vaccaro
Diseño: Alejandro Ros
La última película es una intervención en cines que fueron cerrados y convertidos en estacionamientos. Durante la intervención se proyecta en el estacionamiento

la última película que se exhibió cuando el espacio aún funcionaba como sala de cine.
Como en una sesión de espiritismo, asistimos al cruce de dos tiempos. Después de más de cuarenta años, la pared engrasada del estacionamiento, recibe la luz del proyector.
El estacionamiento esconde en su interior al ex cine. Convive con el fantasma de su pasado.
Un auto estacionado es un auto que no está en funcionamiento. Un cine que no está en funcionamiento es un cine estacionado. Cines estacionados. A través de la última película, el espacio se redime al volver a ser lo que era. Se le da la oportunidad de revivir y conectarse hoy con su pasado. Se lo recuerda, se le rinde homenaje, se lo “libera” por unas horas.El espacio y el tiempo cambian. La película no. Siempre es igual: no se transforma, no envejece (como un fantasma). La película une dos espacios, dos tiempos.
¿Cómo es el proceso técnico de proyección?
Para realizar la intervención, utilizamos un proyector SANYO PLC 2k de 15.000 Ansilumenes con un lente zoom 2.6-2.9. Buscamos una luminosidad superior a la necesaria para compensar la pérdida dada por las paredes desgastadas.
Se proyectó «Los 300 espartanos», película estadounidense de 1962 filmada en CinemaScope (2,35:1) en Technicolor y sonido mono. La idea de la proyección fue respetar al máximo las características del espacio y de la época en la que se dieron las últimas proyecciones. Para esto, realizamos con Ariel Vaccaro, gran escenógrafo y utilero, una especie de cabina de proyección que contenga el equipamiento y que ayude a generar la sensación de una ventanilla por donde sale la imagen.
Partiendo de un BluRay de la película, Alta Definición Argentina se encargó de realizar un archivo en alta editable que fue nuestra copia de proyección. Como último paso, tuvimos que distorsionar el aspecto la de la imagen para compensar la arquitectura del lugar.


La última película se presenta en el marco de Espacios Revelados www.espaciosrevelados.com